El precio de la vivienda usada sube un 6,4% en Barcelona durante 2015

28 de diciembre de 2015.- Según el último informe de precios de idealista, la ciudad de Barcelona ha visto cómo sus precios crecían un 6,4% durante 2015 hasta situarse en 3.392 euros/m2. Se trata de la mayor subida registrada por una capital durante este año, a pesar de lo cual los precios aún marcan una caída del 28,3% desde el estallido de la burbuja, en el primer trimestre de 2007.

Todos los distritos han visto cómo sus precios subían durante este año. La mayor subida se ha registrado en Sant Martí, donde los propietarios piden un 9,4% más por sus viviendas que hace un año. Le siguen los incrementos de Ciutat Vella (7,9%), Sarrià Sant Gervasi (7,4%) y Sants Montjüic (7%). La menor subida, en cambio, se ha registrado en Les Corts, donde sólo han crecido un 1,6%. Le siguen Sant Andreu (3,6%) y Horta Guinardó (4,3%).

Los precios más altos en la ciudad condal los encontramos en el distrito de Sarrià Sant Gervasi, (4.367 euros/m2) el único que supera los cuatro mil euros por cada metro cuadrado junto a Les Corts (4.239 euros/m2). Les siguen Eixample con 3.861 euros/m2, Ciutat Vella (3.621 euros/m2), San Martí (3.530 euros/m2) y Gràcia (3.195 euros/m2) . Todos los demás distritos de la ciudad condal cuentan con precios inferiores a los tres mil euros, siendo los más económicos Nou Barris, con 1.777 euros/m2, Sant Andreu (2.197 euros/m2) y Horta Guinardó (2.302 euros/m2).

Sólo 12 de los 42 barrios analizados en la capital catalana han registrado decrementos de precio. El mayor descenso se ha producido en La Trinitat Vella (Sant Andreu), donde los propietarios piden un 10,5% menos por sus viviendas que hace un año. La mayor subida se ha registrado en El Raval con un crecimiento del 15,4% y Diagonal Mar (Sant Martí) con un 15,2%. Les siguen El Baix Guinardó (Horta Guinardó) con un 12,7%; L’Antiga Esquerra de l’Eixample (12,6%) y La Sagrera de Sant Andreu (12,6%). Los barrios con subidas superiores al 12% interanual se completan con Sants, donde se han incrementado un 12,1%.

El barrio más caro de la ciudad vuelve a ser Diagonal Mar, en Sant Martí, donde los propietarios piden 6.506 euros/m2, mientras que el más barato es Ciutat Meridiana en Nou Barris, con 1.212 euros/m2.

En su conjunto, la provincia de Barcelona ha visto crecer sus precios en los últimos 12 meses un 2,5%, hasta los 2.170 euros/m2; mientras que en Catalunya han caído (-0,6%, 1.846 euros/m2).

Los municipios barceloneses experimentaron comportamientos dispares en 2015. La mayor subida se registró en Sitges (8,6%), seguida por Sant Cugat (7,8%) y Sant Adrià del Besós (5,1%). La mayor caída, en cambio, se produjo en Vic (-12,7%) y Palafolls     (-11,9%).

Resto de provincias catalanas

Además de la provincia capitalina, Girona también ha visto cómo sus precios se incrementaban este año (0,5%), mientras que su capital caía un 4,6% hasta los 1.664 euros/m2. La mayor caída se ha producido en la provincia de Lleida, donde se han reducido un 10,9%, con una bajada en la capital del 9,7% hasta los 822 euros/m2. Por último, en Tarragona los precios se redujeron un 3,9%, mientras que en la ciudad homónima la caída se fue hasta 7,8% (1.480 euros/m2).

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “si 2014 fue el inicio de la normalización del sector inmobiliario en buena parte del país, este año que acaba ha sido la confirmación de que la crisis ha terminado en algunas ciudades españolas, no así en muchas provincias donde los precios aún caerán en próximos ejercicios.

Para esta reactivación ha sido importante la vuelta a la normalidad, también, del crédito hipotecario. No obstante, a pesar del interés de los bancos por conceder créditos, el número de nuevas hipotecas continúa sin equilibrar el de cancelaciones, lo que está llevando a las entidades a ofrecer préstamos con unas condiciones impensables hace solo unos meses.

Con respecto a los precios el comportamiento ha estado muy atomizado y mientras en algunos mercados el ajuste no ha resultado suficiente y la demanda sigue a la espera de mayores rebajas en otros la crisis se ha quedado atrás y los precios comienzan a incrementarse muy suavemente. En todo caso y a pesar de recuperar incrementos positivos que no veíamos desde hacía años, no vemos una nueva burbuja. Solo una normalización del sector tras 8 años de crisis.

La figura del comprador tiene dos perfiles claramente diferenciados. El pequeño y mediano inversor continúa con sus ojos puestos en el sector tratando de obtener en el ladrillo una rentabilidad que no le dan ya los bancos. Pero es un inversor más tranquilo, sosegado y que apuesta por el largo plazo y obtener rentabilidad vía alquiler. Por otra parte se incrementa una demanda que compra vivienda para vivir y que ha visto como los precios han terminado de bajar y ahora tienen fácil acceso a la financiación. Pero tal y como ha sucedido este año, los compradores que no cuenten con ahorros suficientes se verán obligados a acudir mercado de alquiler y seguirán sin tener acceso a la compra de una vivienda en 2016. Ante la pregunta ¿compro o alquilo? hay miles de españoles que no pueden tener esa opción porque los bancos le dan la decisión tomada: alquiler ante la imposibilidad de acceder a un crédito hipotecario.

Es previsible y deseable que durante el próximo año se mantenga esta tendencia hacia la normalización, con un crecimiento suave pero sostenido en el número de operaciones en cada vez más mercados con precios  estables”.

El informe completo se puede descargar en:

//www.idealista.com/comunicacion/files/informe-de-precios/annio-2015.pdf

Fuente: Idealista

Whatsapp icon