Siete razones por las que alquilar puede ser mejor idea que comprar

artículo escrito por carlos salas, colaborador de idealista news

“alquilar es tirar el dinero”. “por ese alquiler, al cabo de 15 años podría ser nuestro si fuese la cuota de la hipoteca”. “alquilar no es invertir, es gastar”. estos son los argumentos de quienes prefieren destinar el dinero a comprar una casa. según ellos, huir de los alquileres suena muy razonable, pero he aquí otra serie de argumentos a favor:

1.- supongamos que el alquiler no difiere mucho de una mensualidad de una hipoteca. vale. pero en caso de crisis, si vivimos del alquiler, podemos mudarnos rápida y fácilmente a una casa más barata. pero en caso de que sea una casa de nuestra propiedad, eso es mucho más difícil

2.- es más fácil también negociar con nuestro casero una rebaja en el alquiler, que negociar con nuestro banquero una rebaja de la hipoteca

3.- cada 10/15 años, nuestra casa necesita una inversión seria en remodelación debido al desgaste. pero en el caso de alquiler, eso no corre de nuestra cuenta

4.- se puede negociar un alquiler que no incluya los costes ocultos de vivir en una gran ciudad, por ejemplo, madrid. impuesto de bienes inmuebles y tasa de recogida de basuras, que son bastante elevados

5.- si estamos pagando una hipoteca, y la ‘palmamos’ en ese periodo, la deuda pasa a nuestros herederos. ¿vamos a hacerles cargar con ese marrón a nuestros hijos? en épocas de crisis, mucha gente renuncia a las herencias por el coste que supone en impuestos de sucesiones. eso no pasa en los alquileres

6.- si compramos una casa, tardaremos unos 40 años en pagarla. a partir de entonces, si queremos venderla, pueden pasar varias cosas: que usar ese dinero para pasarnos a otra casa nos puede costar lo mismo. que tengamos que pagar impuesto por la plusvalía. que no podamos venderla debido a las cíclicas crisis inmobiliarias. todo eso no pasaría con el alquiler

7.- la inversión de una casa es algo relativo. al cabo de 40 años, habría que hacer la cuenta de cuánto nos hemos gastado en la hipoteca, varias remodelaciones, mejoras, comunidad, derramas, ibi, seguros de hogar… y luego compararlo con cuánto nos habríamos gastado en alquiler. siempre nos costará menos el alquiler al cabo de 40 años. y claro, los que alquilaron, han dedicado esa cantidad sobrante a otras cosas como formación de nuestros hijos, viajes, placer, ocio?

en resumen, los que alquilan quizá parezcan al final más pobres que los que compran una casa. pero como nadie puede predecir el futuro, hay más probabilidades de que los que han alquilado una casa hayan aprovechado mejor su tiempo para su felicidad, para su formación, y para mejorar sus condiciones de vida

Fuente: Idealista